Estética y Bienestar

Desde ya hace unos años Colombia ha encaminado sus esfuerzos para consolidarse como un país visitado por turistas en salud, ya que esto representa una gran oportunidad  y una puerta abierta, a través de la cual podemos avanzar y posicionarnos en un lugar reconocido a nivel mundial.

Igualmente no solo representa una oportunidad para el país sino también una oportunidad de negocio que bien aprovechada puede traer grandes beneficios económicos. Por tanto, con base en esto y las estrategias planteadas por el gobierno nacional para lograr que el país sea reconocido como uno de los líderes mundiales del turismo en salud  en el año 2032 hemos decidido encaminar el desarrollo de nuestra propuesta de negocio hacia la categoría de estética y bienestar, ya que consideramos que estas dos categoría se combinan perfectamente y de esta manera podremos obtener mayores beneficios y mejores resultados.

En vista de que el posicionamiento del país como líder mundial no es solo tarea del gobierno sino también de aquellos hombres y mujeres de negocios que con su aporte pueden contribuir al sector, desarrollando propuestas llamativas,  hemos decidido ser parte de esos hombres y mujeres, dirigiendo nuestra creatividad, iniciativa e innovación a la creación de un portafolio de servicios atractivo de la categoría de estética y bienestar.

Al encontrarnos sumergidos en una etapa de construcción de cimientos dentro del sector, se observa una excelente oportunidad de desarrollo y posicionamiento como empresa de turismo en salud. Por otra parte, la categoría de estética y bienestar representa una excelente alternativa de negocio en  Bucaramanga, debido a que la ciudad cuenta con clínicas, centros de estética y spas especializados en cirugías plásticas y tratamientos odontológicos con última tecnología.  Al igual que con médicos altamente calificados, miembros de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica que ofrecen sus servicios a precios muy bajos en comparación con tratamientos ofrecidos en el extranjero, lo cual representa una ventaja.  De igual forma mediante el desarrollo de servicios en la categoría de estética se busca responder a la alta demanda de procedimientos estéticos dado a que hoy en día un buen aspecto y apariencia personal se han vuelto “indispensables”. Las personas que más se preocupan por mantenerse jóvenes son las mujeres, las cuales se inclinan por las cirugías estéticas corporales, faciales y tratamientos no quirúrgicos. Sin embargo, últimamente las tendencias metrosexuales han demostrado que este tema no es indiferente al género masculino, lo cual se hace evidente en que cada vez más hombres visitan médicos cirujanos o centros estéticos en búsqueda de algún tratamiento para mejorar su apariencia física.

Por otra parte, si a lo antes mencionado añadimos la categoría de bienestar encontraremos la unión perfecta ya que estas categorías no son excluyente una de la otro sino todo lo contrario se combinan de una forma agradable. De igual manera, la categoría de bienestar por si sola es una fuente de grandes oportunidades ya que según el documento de turismo en salud es la que mayores ingresos genera y cuya tendencia se espera continúe.

Finalmente, los factores de mayor motivación para asumir la responsabilidad de enfocarnos hacia la categoría de medicina estética y bienestar son diversos. Primero, en los últimos diez años la demanda de cirugías plásticas en el mundo ha aumentado en más de un 200%, corroborando que esta rama de la medicina se encuentra en auge. Segundo, el número de especialistas en este campo es cada vez mayor y la oferta ha podido satisfacer al número de personas que lo requieren, sin embargo, es necesario que todos tengan conocimiento de los riesgos y consecuencias que estos procedimientos acarrean si el especialista consultado no es competente. Tercero, el mundo se compone de una sociedad consumista en donde prima el deseo por estar a la vanguardia de lo que sucede con la tecnología y tener una imagen joven y atractiva. Es por esto que dar a conocer al mundo los tratamientos estéticos y de bienestar de excelente calidad en Colombia podría resultar un pivote estratégico para atraer extranjeros e impulsar el turismo y la economía nacional y regional.